Análisis de FAES Farma: negocios actuales

Home / Análisis de Empresas / Análisis de FAES Farma: negocios actuales

En esta entrada repaso los negocios actuales de FAES Farma, continuando con el análisis iniciado en la anterior entrada. Repasaré los diferentes negocios y la amplitud del foso que FAES tiene, o parece tener, a día de hoy en cada uno, además de los principales productos y su evolución reciente.

 

 

Fabricación y distribución de medicamentos

Como todos sabréis ya, el principal negocio en el que está implicada esta empresa, y la verdad es que es un negocio relativamente complicado de analizar. Para empezar, al depender en parte del resultado de esfuerzos de investigación es prácticamente imposible de predecir la evolución de las empresas a muy largo plazo (15-20 años vista), ya que las licencias y patentes actuales ya no proporcionarán los mismos réditos y no podemos saber si habrá sustitutos o no.

Por otro, es un sector fuertemente regulado, tanto respecto a qué productos se pueden comercializar (la aprobación de un medicamento es extraordinariamente complicada y requiere normalmente un proceso de unos 10 años) como a los precios. El tema de los precios no ocurre en todos los países y es un poco diferente. El caso es que el poder de imponer un precio del Estado en el mercado farmacéutico viene, normalmente, de ser, con diferencia, el comprador más grande. Dependiendo del precio, se incluye o no un medicamento en la Seguridad Social o su equivalente. Y esto tiene un efecto tremendo en las ventas.

A cambio de estos problemas, el sector farmacéutico suele ofrecer unos retornos tremendos sobre el capital invertido y un gran margen sobre los costes del negocio. Además, las empresas farmacéuticas presentan una particularidad al ser analizadas, y es que muchas veces las inversiones no están exclusivamente en la cuenta de flujos de efectivo sino en la de pérdidas y ganancias. Y es que los gastos de investigación no son gastos operacionales normales, sino inversiones, pero se tratan como gastos normales, de una unidad de negocio aparte. Esto tiene cierto sentido, ya que los resultados son inciertos y la inversión hecha no es en un bien tangible, pero dificulta la evaluación de empresas farmacéuticas.

En el caso particular de FAES Farma, podemos dividir los medicamentos que comercializa en España en tres tipos principales de acuerdo al nivel de protección que tienen, que iremos repasando uno a uno: productos susceptibles de competir contra genéricos, productos protegidos pero con licencia de otras compañías y productos protegidos con propiedad intelectual propia. Junto con un repaso de estas clases, se puede ver la protección que tiene cada uno de los productos de FAES Farma. Nos centraremos, salvo que se indique lo contrario, en el negocio en España, ya que es el que mayor volumen aporta.

Productos expuestos a genéricos (EFG)

Tarde o temprano todos los medicamentos acaban en este segmento, y es que la protección de la propiedad intelectual, ya sea por patentes o por SPCs, tiene un límite temporal. Una vez esta protección llega a su fin, otras compañías pueden empezar a comercializar genéricos de ese principio activo, después de demostrar su bioequivalencia. Estos estudios son, eso sí, mucho más rápidos y baratos que los de comercializar un medicamento novedoso. Cuando un genérico sale al mercado, generalmente afecta en gran medida al valor de la especialidad “de marca”, debido a que provoca una bajada de los precios, ya que la Seguridad Social suele ajustar el precio máximo a pagar al del genérico de menor precio. La normativa es particular de cada Comunidad Autónoma en España y bastante compleja, pero eso es lo esencial.

Este efecto, aunque puede ocurrir en especialidades no financiadas por la Seguridad Social, es mucho más potente en las especialidades financiadas. En las no financiadas, el propio valor de la marca, construido durante los años de protección de la propiedad intelectual, es un foso mucho más fuerte. En las financiadas, aunque existe y no es despreciable (todos hemos tomado Augmentine alguna vez, aunque hay genéricos de Amoxicilina/Clavulánico desde hace muchísimo tiempo), esta ventaja competitiva no es ni mucho menos tan eficaz.

Como se puede imaginar, los genéricos tienen márgenes mucho más bajos que los medicamentos innovadores, a cambio de requerir una inversión en investigación mucho menor. En el caso particular de FAES Farma, estamos hablando de una compañía que apenas comercializa genéricos, exceptuando un genérico de Enalapril. Según la información de la propia compañía, sólo el 6% de sus ventas está expuesto a la competición de EFG. Esto es una gran ventaja en cuanto a márgenes, aunque hay que decir que muchos medicamentos compiten en el mismo segmento que muchos genéricos. Por ejemplo, Bilaxten, aunque sin EFG, compite contra otras especialidades (por ejemplo, la ebastina). Aunque hay diferencias que hacen que cada medicamento sea más o menos adecuado a algunas situaciones, mi impresión es que en muchos casos lo que se acabe prescribiendo depende mucho de la capacidad de cada compañía de convencer sobre las ventajas de su medicamento a los médicos, así que la imagen de marca juega un papel importante.

Productos protegidos pero con licencia de otras compañías

Estas especialidades gozan de una protección completa frente a genéricos, y provienen o bien de compuestos químicos nuevos o de usos nuevos para compuestos ya conocidos. FAES Farma los distribuye en España y Portugal mediante acuerdos con los propietarios de la propiedad intelectual correspondiente. En el portfolio actual de FAES destacan:

  • Acoxxel: Hasta 2014, uno de los productos principales de FAES farma, con ventas de unos 10 M € en España. Su protección expira en enero de 2018, y parece que ya hay genéricos preparados para el lanzamiento, al menos en otros países. Veremos cuanto tarda en llegar la competición a España y cómo afecta, aunque a día de hoy ya no es uno de los 3 productos principales de la compañía, y lo más probable es que no vuelva a serlo, ya que ya se preveía la bajada de ventas en 2014, y esto empeorará con la entrada de EFG.
  • Ristaben y Ristfor: La especialidad de FAES Farma más vendida en España con mucha diferencia. 25,5 M € el año pasado, casi un 30% del total de especialidades financiadas. Estos antidiabéticos orales están protegidos contra la competencia de genéricos hasta marzo de 2022 por la patente básica (también hay una SPC) y lo más probable es que el pico de ventas no se alcance hasta 2020 o 2021 (suele ser el caso por lo que he visto con los medicamentos innovadores). Ahora bien, un medicamento con esas ventas seguramente tenga genéricos rápidamente, y eso hará descender las ventas de la licencia no genérica (aunque no las reduce por completo). Por eso, podemos estimar que las ventas crecerán a un buen ritmo (viene creciendo al 20-25%, estimo un ~15% hasta 2020) , pero después probablemente se estanquen primero y luego desciendan abruptamente (a razón de un 10-15% anual).

Productos protegidos por propiedad intelectual propia

En el caso de FAES farma, también cuenta con varios productos protegidos por propiedad intelectual propia. Los fundamentales son dos:

  • Hidroferol: En este caso, la protección no es sobre la molécula (un análogo de vitamina D), sino sobre la forma de administración, en cápsulas blandas. Personalmente, no hubiera esperado un efecto tan grande, pero la presentación de esta nueva forma llevó a un aumento de las ventas del 50% el año pasado, hasta llegar a 15 M €, y sigue el mismo camino este año (más de un 40%, aunque imagino que empezará a enfriarse en los próximos meses). ¿Lo bueno? Patente hasta 2035 de esta forma farmacéutica y podría licenciarse al exterior, y el mercado de la deficiencia de vitamina D parece bastante grande (he visto que en algunos sitios lo estiman en más de 2000 M $, pero eso incluía muchas más cosas aparte de los medicamentos en sí). ¿Lo malo? Muchos competidores, y no hay protección, en principio, sobre el principio activo en sí.
  • Bilastina: La joya de la corona. Este antihistamínico sumó más de 50 M € de ingresos para FAES farma el año pasado y está protegido hasta 2022 en Europa y 2025 en Japón. Por la extrema relevancia para la empresa, la Bilastina tendrá su propio artículo.

Además de estos productos, FAES Farma también comercializa productos de venta en farmacias que no son medicamentos, es decir, los productos típicamente conocidos como OTC (complementos nutricionales, cremas, spray nasal…). Estos productos para FAES no suponen, por el momento, la base principal del negocio (ni siquiera se desglosan en las presentaciones, parece que se agrupan en las especialidades no financiadas junto con otros productos, y el conjunto pesa menos de un 30% de las ventas totales) y es un 17% de las ventas en Portugal, fundamentalmente debido a algunas licencias. En cuanto al negocio internacional, aunque no es nuevo, sí que ha habido un esfuerzo importante para ampliarlo, abriendo nuevas filiales y adquiriendo el 100% de la joint venture de México.

En conjunto, y excluyendo la bilastina, nos encontramos con un negocio que viene presentando los siguientes resultados en los últimos años (en ventas brutas, según los datos de la compañía):

Cifras en millones de €2013201420152016
España92,2393,69102,6111
Portugal34,532,9930,0132,1
Internacional2324,825,628,68

Si se hace el esfuerzo de separar, además, las especialidades financiadas, las no financiadas, y las principales especialidades, vemos que, aunque las ventas de Hidroferol y Ristaben/Ristfor crecen con fuerza, las ventas del resto del conjunto de financiadas bajan (a un 4% anual, más o menos), mientras que las no financiadas crecen ligeramente. La situación de Portugal, aunque los resultados de 2016 son esperanzadores, tampoco es para tirar cohetes (vemos un descenso acumulado de en torno al 2% anual). En el primer semestre las ventas crecen allí al 6%, pero seguiré considerando un descenso como escenario probable, de momento. El área internacional, en cambio, parece que progresa mejor, con un crecimiento ligeramente superior al 7% anual desde 2013 (similar al que vemos en España en su conjunto). No es que sean negocios que vayan especialmente mal, con la posible excepción de Portugal, pero tampoco negocios por los que matar.

Ingaso Farm

¿Os he dicho ya que me encanta el logo de Ingaso?

Además de los negocios centrados en farmacias, FAES farma también cuenta con un negocio de alimentación animal. Estamos hablando de Ingaso Farm, negocio de alimentación porcina comprado en 2007 por 20,25 M €. Sobre esta compra, he encontrado un análisis mucho más detallado del que puedo hacer yo. Poco más que decir, salvo que desde 2014, cuando se hizo ese artículo, el crecimiento de Ingaso ha seguido adelante, y que FAES farma ha adquirido compañeras para reforzar su posición en el sector. Un pequeño resumen de su crecimiento en ventas:

Cifras en millones de €2013201420152016
Iberia17,620,32321,8
Internacional5,25,45,95,7
Total22,825,728,927,5

Como vemos, estamos hablando de un crecimiento ligeramente superior al 6% anual… con la particularidad de que 2016 fue un año especialmente malo, por la pérdida de dos clientes clave (uno en España, el otro en Chile), y después de este año se espera reanudar la senda normal… que viene siendo de más de un 10% de crecimiento anual. De momento, en el primer semestre parece que esto se cumple (+14,8% excluyendo a esos clientes, lo que si no me equivoco daría unas ventas totales cercanas a 30 M € en 2017, de seguir así).

Como se puede ver, todos los negocios de FAES parecen gozar de buena salud, incluso el negocio de Portugal, que parece el más dudoso. En los próximos artículos, pasaremos por el mercado de la Bilastina y sus posibles efectos, y sobre las inversiones de futuro de FAES Farma. Por último, se abordará la valoración de la compañía.

 

5 Comments

Deja un comentario